Unimog, el camión para todo

Lun, 05/09/2016 - 10:41
Facebook Facebook

Como nació el mito

Este cartel publicitario muestra como eran los primeros Unimog

 

La historia del Mercedes Benz Unimog empieza en la oscuridad de la posguerra alemana (1948) y sus prestaciones se centraron en cumplir con las necesidades de un país hambriento. Un modelo ligero (3.500 kg), dimensiones reducidas y un comportamiento todoterreno listo para cualquier situación. Tras más de cuarenta años el Unimog ha competido, ha viajado, ha salvado vidas y bosques enteros. Por: Joan Garriga / Telva Somoza

Su nacimiento lo ideó la compañía Boehringer de Messrs en el peor momento posible, en plena recesión del país germano tras la guerra, pero ya apuntaba manera. Por ese motivo y tras la reorganización organizativa y económica de Mercedes Benz surgía el Unimog Mercedes Benz definitivo, en 1951. Pese a que es entonces cuando aprovechan todo su potencial, las pocas unidades de la época Boehringer son piezas de coleccionista 4x4.

Algunos estaban pensados para cargar
 
Su producción permitía máxima versatilidad
 
Se conservan modelos casi intactos por su robustez y dureza

 

Un país, una necesidad

Puestos en materia, este modelo sencillo se consideró un camión por su estructura: una cabina doble descapotable y una caja tipo plataforma en su parte posterior. Propulsado por un motor gasolina de 25 CV de potencia y una transmisión de 6 velocidades, este vehículo tenía un objetivo claro: asegurar la alimentación del pueblo alemán. Su creador, Albert Friedrich, dibujo sus planos afrontando el reto de crear un camión útil para la agricultura y robusto con apenas un peso máximo en carga de cerca de cuatro toneladas.

Ideados para cualquier situación, incluso el arado del campo

 

De su mente surgió un camión ligero de menos de cuatro metros de largo, tracción cuatro ruedas y con bloqueos de diferencial en ambos ejes. Todo eso junto con los espacios para instalar tomas de fuerza hidráulicas ofrecían un todoterreno que podía transportar lo que fuera, remolcar otras plataformas, arar y trabajar en el campo entre otras cosas. Y demostró ser un verdadero multiusos. Un tractor listo para todos, el camión cisterna de los bomberos y el perfecto utensilio para los transportistas.

Parecen pocos caballos pero el Unimog podía con todo
Incluso para convertirse en una autocaravana

 

El camión de las mil caras

A mediados de los cincuenta la producción del Unimog se incrementó con versiones donde su mayor distancia entre ejes ampliaba su capacidad de carga pero lo mejor llegaba en el ámbito mecánico. Con las suspensiones con muelles helicoidales, las transmisión de alta resistencia con 24 velocidades, tracción 4x4 pero con la gasolina como mejor aliado. En esa época el Unimog S 404 ya ofrecía 82 CV y en los 70 alcanzó los 110 CV con un bloque de 2.8 litros. Cabe remarcar que para los tiempos que corrían, ambos propulsores contaban con un empuje notable considerando las dimensiones y el peso del modelo.

Su capacidad de carga y potencia fue subiendo con el paso de los años

 

La llegada del diésel

En los sesenta llegaría el S 406 (1963) con su motor diésel y se convirtió en el primero de un sinfín de versiones que surgirían gracias a su plataforma. Este propulsor contaba con mayor par motor, lo que le convirtió en el vehículo auxiliar de maniobras en combinaciones ferroviarias.Otra cara del Unimog.

Listos para la construcción, el arado, las aventuras...
Ha tenido su versión limitada Black Edition

 

Sigue siendo el rey

Con el tiempo el Unimog ha ido creciendo con el mayor de la serie Unimog disponible es el U 530, un 4X4 de hasta 16,5 toneladas de peso total y 299 CV de potencia. En el pasado existieron modelos con tres ejes y tracción 6X6 ahora las versiones todoterreno extremo pesadas de Mercedes Benz forman la gama Zetros, que es una especie de Unimog XXL. Estos modelos se utilizan, por ejemplo, como un camión de bomberos tipo Bomba Rural Pesada con tracción 6X6 y 25 toneladas de peso total.

Para los amantes de la nieve él es el rey de las pistas
 
Y las carreteras que dan a esas pistas de esquí

 

Sus funciones son infinitas y parece que le queda mucho por decir. Por ahora se ha convertido en una autocaravana todoterreno sin límites, como hace la firma Unicat, como compitiendo en las citas del Campeonato Europeo de Trial para Camiones, donde son los reyes de las categorías más ligeras, pero sin olvidar su faceta de quitanieves o camión de rescate.

Muchos soñaron con ir al desierto, el Unimog lo consiguió

 

La gama actual de camiones todoterren Unimog en su segmento más pesado arranca en los U 216, de 156 CV de potencia, el más grande de la familia, el U 530 cuyo motor, en todos los casos cumpliendo norma Euro 6 ofrece 299 CV de potencia máxima. En este caso el U 530 en uso agrícola sirve para formar combinaciones tipo tren de carretera de hasta 40 toneladas que por ejemplo pueden cargar remolacha o patatas en los campos embarrados junto a la propia máquina recolectora.

Renovado, actualizado y presentado en los salones
En todas sus posibilidades
 
Desde lo más actual, reciente y útil
 
Hasta todo lo que nos queda por ver...

 

Pocos vehículos pueden lucir su estrella con tanto orgullo, pasado y caras. El concepto del Unimog creció tanto en mecánica como en modos de utilización convirtiendo al modelo en un todoterreno con límites insospechados. Veremos lo que nos queda por vivir.

22633787 páginas vistas
Artículos relacionados:
Ángel Macías, creciendo entre Pegaso
MAN F2000 460 versus MAN TGX 460 Efficientline 3
Entre las joyas de Mr. Bowman
Renault R 360: la nueva pieza de Luis Vigo
Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz
El lado camionero de la Ciudad de los Almirantes
Historias cruzadas en la N340
La guerra de los ochenta: Dodge vs Pegaso
Historia de la mano de Berliet
LA 'OPERACIÓ GLOBUS 1976-1979' CELEBRA SU 40 ANIVERSARIO