El lado camionero de la Ciudad de los Almirantes

Vie, 03/02/2017 - 17:47
Facebook Facebook

Los Almirantes de la ruta

Medina de Ríoseco, gracias a la iniciativa de unos enamorados de la historia del transporte como son Luis Garrido y Baltasar Carbajosa, recupera por un fin de semana el sonido de los antiguos diesel, que un par de décadas atrás protagonizaban el transporte por carretera.

Pegaso y Barreiros, la disyuntiva camionera hace más de dos décadas atrás.

 

Más que una concentración, se trata de una reunión de amigos con el nexo común del amor por el oficio de transportista y, ya puestos, aprovechar la ocasión para pasar unas agradables horas polemizando amistosamente sobre las mil y una batallitas que pueden ir ligadas a recordar el pasado de familias enteras dedicadas al transporte o, ya entrando en mayores complicaciones, tratando de dilucidar si era mejor aquel estupendo Pegaso con el que éste trabajó o aquel maravilloso Barreiros con el cual su compañero de mesa recorrió centenares de miles de kilómetros... Todo ello en al año del 70 aniversario de los Pegaso.

Las dos Españas

Un amplio grupo de amigos unidos por la pasión por el transporte y los modelos clásicos, reunidos en Medina de Río Seco.

 

Sí, dos Españas, pero en ruta. Porque hubo un tiempo en el cual casi sólo había dos tipos de camiones pesados: Pegaso y Barreiros. En tiempos de autarquía y proteccionismo generalizado, las importaciones resultaban muy costosas y limitadas a quien tuviera acceso a divisas. Además, si bien la industria nacional renacía tras la Guerra Civil con grandes limitaciones, lo cierto es que bien entrada la década de los años 60 del pasado siglo en las carreteras españolas empezaron a circular unos camiones modernos, que tecnológicamente estaban a un nivel bastante similar a lo que se veía por el resto del continente europeo.

El Troner TS con motor de 370 CV llamó poderosamente la atención por su impecable estado.

 

Uno, el Pegaso, fruto de todo el poderío estatal plasmado a través de ENASA y que en su nacimiento contó con uno de los ingenieros mecánicos más geniales del momento; Wifredo Ricart. El otro. Bueno, el otro, no era una marca, sinó el apellido de un tipo simplemente genial y que si en lugar de en Galicia hubiese nacido un poquito, como 11.000 kilómetros, más próximo a Detroit, a buen seguro que hoy en día algún gran grupo de la industria automovilística llevaría todavía su apellido en el frontal de los vehículos.

 
 
Garrido y Carbajosa, organizadores de un encuentro muy especial por su calidez humana.

 

Barreriros protagonizó una historia increíble, el fruto de la iniciativa de un gallego mecánico autodidacta, que aprendiendo a mantener en marcha los viejos buses del negocio familiar terminó fundando la mayor industria privada del momento. Barreiros no sólo hizo sombra a Pegaso, también a SEAT pues fabricó la mejor berlina de lujo española del momento, que eran las dos grandes iniciativas gubernamentales del momento en la automoción. Después el genial Gallego se asoció a un gigante como Chrysler y trató de expandirse a nivel internacional, aunque finalmente su sueño terminaría en manos ajenas y siendo absorbido por otras multinacionales.

 

Esta historia, la de Barreiros, ya la hemos explicado en alguna ocasión y explica los avatares de unos camiones que lucieron sucesivamente las marcas de Barreiros, Dodge y Renault.

Desayunamos en Medina de Ríoseco

Así las cosas, la reunión camionera en Tierra de Campos se iniciaba con un desayuno en común que no podía contar con mejor mesa, pues las viandas se habían dispuesto sobre los largueros del chasis de un bien cuidado Pegaso Tecno 1217.20. Mientras, la llegada de asistentes había congregado una pequeña, pero representativa, flota de camiones que servía para dar un repaso a la evolución de los camiones pesados de fabricación nacional y su final respectivo dentro de dos grupos multinacionales. Pero eso lo explicaremos con mayor detalle más adelante. El programa, no podía dejar de contar con un recorrido, más que nada para sacarle un poco el óxido a la flota compuesta por dos escuadras.

 
 
 
Garrido, merecidamente, se ha gando el apodo de "Doctor Barreiros".

 

Del lado pegasista, un Tecno 1217, exponente tardío de los "cabina cuadrada", un perfectamente restaurado Pegaso Troner TS 370, así como un Iveco Turbostar 19.330 que nos indica el típico modelo pesado de la multinacional de origen italiano cuando ésta tomó el control de ENASA. Por el lado barreirista no podía faltar uno de los últimos Barreiros 100 por 100. Nos referimos al Turbo 300 42/38 con su característica cabina. Junto a él pudimos ver uno de los primeros camiones Renault , cuando la marca tomaba el control de Dodge y empezaba a comercializar su amplia y cómoda cabina de origen Berliet en los modelos de largo recorrido fabricados en España. Así mismo el convoy lo completaba un Premium, un vehículo ya típica y totalmente Renault Trucks.

Alberto F. Puerta, aportó al debate su experiencia y una reproducción de su primer camión.
 

Pese a tratarse de dos bandos claramente diferenciados, lo cierto es que la caravana de camioneros nostálgicos se convertía en el pistoletazo de salida para una jornada de excelente compañerismo.

Calor humano

A lo largo de la comida en común y el posterior debate con la historia de Pegaso como protagonista que tuvo la batuta de Luís Garrido, más conocido como Doctor Barreiros, se aprovechaba la ocasión para realizar una serie de homenajes entre los presentes. El más sentido y al que nos sumamos desde encamion.com sería el que recibía la familia del transportista recientemente fallecido José Miguel García, de Transportes García Moreno con sede en Peñaranda de Bracamonte, Salamanca.

De un vistazo la evolución de las dos marcas nacionales de camiones: Pegaso y Barreiros.

 

Mucho más festivo resultaba el homenaje a otro de los presentes, todo un veterano del transporte internacional astur, el conocido aficionado a los clásicos y presente en multitud de reuniones de este tipo José Manuel Fernández. Pese a estar situados en el corazón de Castilla, lo cierto es que la reunión tenía un marcado carácter astur, dado que la cercana jubilación del popular transportista Alberto F.Puerta dio pie a un cálido homenaje hacia éste por parte de todos los presentes.

 
 
Alejandro Blanco, de León aportó a la reunión este Pegaso Troner 370 TS.

 

Puerta, como se le conoce, es muy popular gracias a su faceta periodística, suponemos que también por muchos de vosotros, al ser el probador de vehículos industriales pesados de la revista TM, una de las publicaciones más veteranas entre la prensa especializada en nuestro sector. Ya que desde el equipo de encamion.com en muchos de nuestros desplazamientos a presentaciones de vehículos, visitas a fábricas y centros técnicos de automoción, así como todo tipo de idas y venidas propias del periodismo ligado al camión, hemos tenido la suerte de compartir mucho tiempo en esperas, aviones, camiones y casi todo tipo de vehículos con Alberto nos permitiréis que nos sumemos a su homenaje.

 
El Tecno, aquí en versión dos ejes de 20 toneladas y 170 CV, fue uno de los grandes éxitos de Pegaso.

 

Cuando quien dirige esta publicación, Joan Garriga, se inició en este oficio 25 años atrás, Alberto F.Puerta ya era el probador y uno de los principales reporteros en TM. Con el tiempo pasamos de rivales profesionales a amigos que compartían un oficio a la vez que una pasión, aunque casi siempre hemos trabajado en lo periodístico en medios rivales, cuando no directamente empresarialmente adversarios. Alberto, conocido entre sus colegas periodistas camioneros como "La Voz de Asturias", no sólo se ha ganado nuestro respeto por su profesionalidad sinó nuestra simpatía y amistad por su calidad humana. Si lo véis en cualquier lugar y situación con la cámara en la mano, tened a buen seguro que cerca hay algo de gran interés para cualquiera a quien apasione el transporte y los camiones.

Animado debate

Luís Garrido o el Doctor Barreiros inició una brillante exposición sobre la trayectoria de Pegaso desde sus inicios hasta desembocar en Iveco, ante una audiencia tan experta como el propio ponente, que no se cortó en absoluto en realizar sus propias intervenciones, lo cual transformaría el resto de jornada en un debate tan interesante como animado.

 
El Iveco Turbostar quizás era ya un modelo anticuado en 1990, pero muy fiable y llegó a los 500 CV.

 

No nos atrevemos a resumirlo siquiera, por lo que aprovecharemos el resto de artículo para destacar como la pequeña caravana de camiones que se congregó en esta cita de Medina de Ríoseco resumía por sí misma la última etapa de la industria nacional de camiones pesados. Así, gracias a los Pegaso de Baltasar Carbajosa y Alejandro Blanco, así como el Iveco Turbostar de Jesús Fraile, el Barreiros del propio Garrido, junto al Renault DR340 de Amador Miguélez "Taqui", y el Renault Premium de Carbojosa, pudimos ver la evolución vivida entre los años 80 y el cambio de siglo.

 
El Renault DR340 de Amador Miguélez, transportista leonés conocido como" Taqui".

 

Así el Tecno de cabina corta, en versión reparto pesado diurno, un 20 toneladas dos ejes con 170 CV de potencia, marca el que sería el diseño más popular de Pegaso. La cabina "cúbica" con sus modernas líneas aparecía en 1972 y llegaba hasta el final de la trayectoria de Pegaso, como gama Mider, tras pasar por las series Tecno y "Boca negra" que fueron las que protagonizaron la máxima expansión internacional de Pegaso a la vez que marcaron la época en que al abrirse el mercado nacional a las importaciones Pegaso luchó con mayor energía por mantener el tipo frente a la abundante competencia que venía del resto de Europa.

El Troner, del que gracias a Blanco pudimos disfrutar admirando una poco común variante TS, de techo bajo y cabina con cama, con el motor 370 CV marca el último intento de la marca antes de ser vendida a Iveco. En aquel momento Iveco tenía una gama quizás algo anticuada, como el Turbostar 19.330 que también aquí pudimos admirar, pero muy fiable y sólida.

 
Interior de la cabina original Barreiros.

 

De hecho cuando Pegaso sólo fue capaz de alcanzar los 400 CV en su versión postrera del Troner, los Turbostar llegaron en la misma época a los 500 CV con su bestia mecánica de 16 litros de cilindrada y estructura V8.

De Barreiros a Renault

El propio Garrido aportó una de las últimas versiones de camión que equipó la cabina de diseño original Barreiros, este 42/38, es decir una tractora 4X2 para 38 toneladas de peso total que era lo autorizado en su momento en España, es un Turbo 300. Aunque su potencia real quedaba algo por debajo, lo cierto es que estos camiones no andaban por debajo del Pegaso 260, muy popular en su momento, y escasamente por debajo de los 306 CV común de Pegaso en aquel momento. Eso sí, Barreiros ofreció antes que su rival la cabina abatible y con ello se sumó a lo común en el resto de Europa, un carro que Pegaso tomó con retraso.

Esta serie de Barreiros, ya con marca Dodge se exportó abundantemente, incluso a mercados como el inglés sustituyendo otros modelos que anteriormente eran de origen estadounidense. Gracias a "Taqui", transportista leonés enamorado de su fiable Renault DR 340, nos mostró la siguiente evolución de la marca. Al pasar bajo el control de Renault VI esta gran y confortable cabina pasaba a estar disponible también para los transportistas de nuestro país. La ganancia en confort fue espectacular y durante algunos años se compatibilizó la serie R, misma cabina pero mecánica de origen galo, más orientada al transporte internacional, con los modelos DR de chasis y mecánicas Barreiros que eran más sufridos en tanto a soportar kilos y menos costosos económicamente. Renault finalmente impondría su gama al cien por cien y buen ejemplo de ello nos lo daba el Premium, que fue el sustituto de los R, en la gama de Renault Trucks.

 

Vemos así como simplemente juntando seis camiones en una reunión de amigos, pero eso sí en la cuna de los almirantes de Castilla, hemos podido dar un completo repaso a la evolución del camión pesado de diseño y fabricación nacional. Y encima fue todo un placer hacerlo.

22667861 páginas vistas
Artículos relacionados:
Ángel Macías, creciendo entre Pegaso
MAN F2000 460 versus MAN TGX 460 Efficientline 3
Entre las joyas de Mr. Bowman
Renault R 360: la nueva pieza de Luis Vigo
Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz
Historias cruzadas en la N340
La guerra de los ochenta: Dodge vs Pegaso
Historia de la mano de Berliet
LA 'OPERACIÓ GLOBUS 1976-1979' CELEBRA SU 40 ANIVERSARIO
Citroën una marca nacida de las aventuras