DAF 90 Aniversario: C-I Los Orígenes

Mié, 29/08/2018 - 11:48

Érase una vez América...

Tal y como si de un clásico del cine americano se tratase esta historia, la de los vehículos marca DAF, empieza en América. Eso sí, no nos referimos al extenso continente geográfico sinó a la población de igual nombre situada en Holanda. Precisamente allí el herrero del pueblo, apellidado Van Doorne, tenía dos hijos que criándose rodeados de herramientas, una forja y maquinaria de todo tipo no tardaron en dirigir su futuro hacia la industria automotriz. Todo ello desembocaría en 1928 en el nacimiento de DAF con los hermanos Van Doorne al frente.

Por Eugeni Gallego y Joan Garriga (Imágenes archivo DAF y E.G.)

Van Doorne’s Aanhangwagen Fabriek N.V.

La serie de "palabros" arriba mencionados pronto empezó a abreviarse como DAF, había nacido una marca, aunque no todavía de camiones, puesto que su significado puede traducirse del Holandés al Español como Fábrica de Remolques DAF SA o simplemente DAF. Eso si los hermanos Van Doorne, Hub y Win, iniciaron su actividad con una novedosa oferta de semiremolques que prometía revolucionar el transporte de mercancías por carretera. Recordemos que la empresa iniciaba su trayectoria en 1928, desafiando la convulsa economía mundial que justo en 1929 sufriría el llamado Crack del 29. Pese a todo la compañía de los laboriosos hermanos saldría adelante y en Holanda eso significó que durante la década de los años 30 del pasado siglo muchos descubrieran la versatilidad que mediante el uso de un semi y un camión modificado como tractora podía ofrecerse en el transporte.

Semiremolque DAF de 5 toneladas de peso en el año 1932.
Semiremolque DAF de 5 toneladas de peso en el año 1932.

 

Tractora Ford en 1936 con un novedoso sistema DAF de contenedor multimodal para transporte combinado trailer-ferrocarril.
Tractora Ford en 1936 con un novedoso sistema DAF de contenedor multimodal para transporte combinado trailer-ferrocarril.

 

Técnicamente innovadores

Analizando la trayectoria inicial de DAF queda una cosa clara; los fundadores de la marca, Win y Hub Van Doorne se crecían ante las dificultades. No sólo lograron superar la crisis financiera mundial posterior a 1929 sinó que después cuando la economía más o menos superaba aquel tremendo bache, el único comparable en un siglo al que hemos vivido a inicios del siglo XXI, Europa se veía inmersa en la terrible Segunda Guerra Mundial. 

Hub y Wim, por este orden, Van Doorne, los creadores de DAF en 1928.
Hub y Wim, por este orden, Van Doorne, los creadores de DAF en 1928.

Sin embargo parece que la marca holandesa salía reforzada de sus convulsos orígenes. No en vano en la Holanda de postguerra encontramos de nuevo a DAF en plena fabricación, ya se disponía de una fábrica más que de un gran taller y encima la gama de productos por fin comprendía vehículos completos. Bueno, casi, pues durante los primeros tiempos DAF fabricó chasis de camiones, también podían carrozarse como autobús, que se entregaban en lo que ahora diríamos una configuración de chasis-frontis, es decir sin la cabina ni el puesto de conducción. La primera factoría de DAF en Eindhoven es la actual sede del Museo DAF.

Así el primer modelo de Camión, simplemente DAF A, era realmente sencillo de producir y ya que el transportista igualmente debía acudir a un carrocero para completar la carrocería no le suponía mucho más esfuerzo encargar una cabina. Hacia 1946 DAF ya tenía gran experiencia en la fabricación de sólidos chasis para todo tipo de transportes. Sin embargo mecánicamente la empresa todavía debía recurrir a conseguir componentes de otros especialistas. En cuanto al motor lo más usual era el empleo de modelos Hércules de procedencia norteamericana alimentados por gasolina. Poco ahorrativos, desde luego, pero muy apreciados por su gran potencia. Sin embargo poco a poco se iban abriendo camino los pedidos con otra opción. En este caso de procedencia británica. Nos referimos a Perkins. Sin embargo pronto llegaría el acuerdo con otro gigante británico, Leyland que hacia 1950 situaba sus motores pesados en la cúspide mundial de la tecnología diésel. Muchos DAF los equiparon y de hecho el primer motor desarrollado por la propia marca debía mucho a los británicos.

Típico aspecto de los camiones DAF de primera generación.
Típico aspecto de los camiones DAF de primera generación.

 

Durante los primeros años los camiones DAF se entregaban así a los clientes.
Durante los primeros años los camiones DAF se entregaban así a los clientes.

Vehículos industriales completos

En 1950 DAF vendía por primera vez un camión completo, es decir con cabina incluída. Si bien aquello nació simplemente como una opción poco a poco en la cadena de montaje iban siendo cada vez más los chasis que la montaban. Las entregas sin ella quedaban reservada para los mayores trabajos de carrocería, caso de los furgones tipo capitoné y, naturalmente, de los autobuses. Además DAF iba incrementando la variedad de sus modelos. Por ejemplo a inicios de los años 50 el camión A 50 con cabina dormitorio era la opción idónea para el transporte de largo recorrido y quienes pasasen largos períodos lejos de casa. Si bien Holanda es un país pequeño, siempre fue muy activo en el comercio internacional y en la Europa previa al Mercado Común y el Benelux el paso de aduanas alargaba terriblemente los trayectos de todo transportista internacional. Eso sí, pronto llegarían acuerdos como el BENELUX, unión fronteriza entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo previa a la existencia del propio Mercado Común Europeo, a la vez que la obtención de un certificado TIR permitía a los transportes detenerse a revisar la mercancía únicamente en la frontera de destino final. 

 

En pocos años la firma con sede en Eindhoven creaba una auténtica factoría automovilística moderna.
En pocos años la firma con sede en Eindhoven creaba una auténtica factoría automovilística moderna.

El DAF 2000, tanto en tractora como en camión rígido de dos y tres ejes, fue el primer modelo DAF pensado para el largo recorrido. Un auténtico gran ruta del momento, con 20 toneladas de capacidad de carga. Este camión montaba un motor de origen Leyland con 11,1 litros de cilindrada y fue presentado en público en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt en 1955. La marca había realizado ya una apreciable evolución desde sus primeros modelos de la serie A que se ofrecían para 3, 5 y 6 toneladas de carga útil.  

 

Desde el principio los DAF destacaron por un diseño moderno, con una cabina sobre el motor que podía equipar dormitorio.
Desde el principio los DAF destacaron por un diseño moderno, con una cabina sobre el motor que podía equipar dormitorio.

 

DAF ya destacó desde sus orígenes por tratar de ofrecer modelos técnicamente adaptados a cada tipo de transporte. Así, tan pronto como en 1954 ya existían modelos como el chasis dos ejes y tracción 4X4 de la serie A, DAF a 414 con 8,1 toneladas de peso total en carga que contaba con tracción total y recurría a un motor Hércules de gasolina con 91 CV de potencia máxima para moverse. Este tipo de camión fue la base desde la que posteriormente se evolucionó buena parte de la gama militar DAF y también se utilizó mucho en los cuerpos de bomberos holandeses. Una de las últimas evoluciones de la serie DAF A, modelo inicial de la marca, llegó en 1968 con la denominación 1900 DD, un peso total superior a las 15 toneladas y un motor diesel de 120 CV que ya era un desarrollo propio de DAF aunque con patentes de Leyland. De hecho en los años 60 el ahorro de los motores diésel ya los iba confirmando como la principal planta motriz montada en los camiones pesados. Serían los modelos militares los últimos en generalizar la tecnología diésel dentro de la gama DAF.

Cabina "Torpedo"

Las Serie 15 y 16 con cabina tipo "Torpedo" de DAF aparecieron a partir de 1957.

 

su
Su denominación oficial sería Serie 15 y 16, pero se les conoció como DAF Torpedo, solían montar motor Hércules de gasolina.

 

La ingeniería de los productos DAF era de vanguardia desde sus orígenes. No hay más que ver como en 1936 ya lanzaban conceptos para transporte intermodal. Por ello no es de extrañar que cuando la marca creaba su primer camión éste fuera con un diseño bastante moderno. Se trataba de una cabina sin morro, práctica, compacta y funcional con amplia superficie acristalada para facilitar la maniobrabilidad. Sin embargo a mediados del siglo pasado todavía existían muchos transportistas que consideraban que un camión debía ser "como los de siempre". Es decir con cabina de morro, lo que en Centro Europa suelen llamar tipo Torpedo. Por ello en 1957 DAF lanzó su diseño de cabina de morro. Así ningún cliente quedaba fuera. Si no les gustaba la serie de modelos A existía su equivalente mecánica con capot adelantado. Se trataba de la Serie DAF 15 con cabina torpedo que sería susbtituído para la casi idéntica Serie 16 una década después. Una opción habitual en este tipo de camión para los transportistas más tradicionales era el motor Hércules, de fabricación estadounidense y alimentado por gasolina, de 135 CV.

 

 

El inicio de los transportes TIR pilló a DAF con un gran camión como su Serie 2000 para largo recorrido.
El inicio de los transportes TIR pilló a DAF con un gran camión como su Serie 2000 para largo recorrido.

 

Poco a poco DAF había creado una gran familia de vehículos, de hecho fabricaba incluso turismos, mantuvo unos años la sección de remolques y sus chasis pesados se adaptaban tanto al uso de bus como para mercancías. ADemás la gama comprendía camiones 4X4 y 6X6, lo cual servía tanto para ofrecer una amplia gama dedicada a la construcción como para usos militares, donde el Real Ejército Holandés sería el principal cliente.

 

 

 

Los modelos DAF admitían carrocerías para todo tipo de uso.

 

Mediada la década de los 60 el modelo DAF AZ se ofrecía en chasis tres ejes y tracción 6X6, disponía ya de un motor DS con 165 CV alimentado por gasóleo. DAF ya empezaba a ganar prestigio por las prestaciones de su propia gama de motor diésel turboalimentados.

Eso sí, anticipando futuras colaboraciones la primera serie de camiones militares Pegaso era un desarrollo casi idéntico a los modelos DAF. Aunque esa parte de la historia la tocaremos más adelante, a medida que la década de los 70 se abra paso y crezca la actividad internacional tanto de los transportistas holandeses como de los fabricantes de vehículos DAF.

 

 

 

 

 

 

25274751 páginas vistas
Artículos relacionados:
Los curiosos clásicos de Alfonso Zarzuela
El Volvo FH celebra su 25 aniversario
Cuatro Vientos y ...¡¡Sus camiones históricos!!
Mercedes Benz: Estrellas en la construcción
Orígenes de Barreiros: prototipos militares
ACE: Amigos del Camión Español C-III: El camión mundial que pudo ser y no fue
ACE: Amigos del Camión Español C-II: Del milagro a la pesadilla
ACE: Amigos del Camión Español C-I: Pasión barreirista
Pegaso Troner, un clásico con solera
Peterbilt Historic Vehicle 359: El castigo del gran Mike