Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Vie, 28/04/2017 - 11:26

El otro Pegaso

Hace unos meses Iveco sorprendió al mundo, y a los más apasionados con el lanzamiento de una Edición Limitada Pegaso, que rinde homenaje al 70 aniversario de la firma española. Ahora desde www.encamion.com hacemos lo propio con el modelo más especial de ENASA, el turismo deportivo Pegaso Z-102.

Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Fue en 1992 que la empresa estatal ENASA pasaba al control de la italiana Iveco y desde el olvido del caballo alado muchos esperaban con ansia su renacimiento de entre las cenizas. Con la colección única del Stralis la firma reconoce su pasado y desde www.encamion.com, inconformistas donde los haya, no podemos olvidarnos del Pegaso más especial y deportivo: el Z-102.

MOTIVOS VARIOS

Tras el fuertísimo impacto de la Guerra Civil a la industria española y más concretamente la del automovilismo el Instituto Nacional de Industria, con Juan Antonio Suanzes a la cabeza apostó por resucitar lo que quedaba de la maltrecha Hispano Suiza. De ahí nació ENASA (Empresa Nacional de Autocamiones). El Estado escogió al ingeniero, Wifredo Ricart, para dirigir el proyecto y pronto salió la vena competitiva del catalán, que pese a dirigir una factoría de vehículos comerciales no desistió hasta tener su propio deportivo.

Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Ricart llegaba de Italia, donde estuvo al frente del Departamento de Competición de Alfa Romeo, trabajando codo con codo con el mítico Enzo Ferrari, pese a la no muy amistosa relación que mantuvieron. La Segunda Guerra Mundial tuvo que abandonar su meteórica carrera en la empresa transalpina pero pronto se encontró con la oferta para dirigir el resurgimiento de una empresa nacional.

Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Aguantó algunos años ideando los camiones y autobuses del régimen pero su sueño seguía latiendo y más pronto que tarde se plantó ante los dirigentes de ENASA para plantear algo innovador y costoso, sobre todo costoso.

MODELOS ÚNICOS

El Pegaso Z-102 nació de la necesidad de un ingeniero por estrechar lazos con su fuero deportivo, la urgencia del régimen por conseguir divisas extranjeras y mejorar su imagen en el exterior y de paso demostrar que las fábricas españolas eran capaces de hacer un coche de diez. A la vez todo el proyecto servía para poner al día tecnológicamente a toda una generación de técnicos de automoción. Tras recibir el visto bueno desde arriba salió el primero Pegaso Z-102 Berlineta ENASA en 1951, un proyecto secreto con un bloque V8 de 2.500 cc con lubricación por cárter seco y una cambio de 5 marchas. El trabajo de los ingenieros valió la pena pero no era suficiente para Wifredo Ricart, que no llegó a estar conforme con ningún modelo salido de fábrica. Una exigencia que llevó a crear 86 modelos (el total de los fabricados) distintos entre ellos.

Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

A las mejoras que acompañaban a cada nuevo modelo se le unieron motores actualizados y carrocerías coupés, cabriolets e incluso de competición. Volviendo a los propulsores, el primer Z-102 montó un bloque de aluminio de 2.500 cc que pasó a 2.800 cc y más adelante a los 3.200 cc. El segundo motor contaba con unos pistones de mayor diámetro y relaciones de compresión que le permitieron ofrecerá hasta 200 CV a 6.300 relaciones por minuto. Pero no conforme, el equipo potenció esta versión mediante el uso de sobrealimentadores que aumentaron su potencia hasta los 260 CV a 6.800 rpm. El Z-102 SS montó el bloque más potente, que alcanzaba los 280 CV.

Pegaso Z-102, el caballo alado más velozPegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Antes de llegar a su fin, el proyecto contó con una última colaboración que lo convertiría en un modelo 100% español. Hasta entonces el diseño del Z-102 había recaído en manos extranjeras como Bianchi Andeloni de Superleggera Touring, un amigo de Ricart de su época en Alfa Romeo. El carrocero Pedro Serra se ganó la atención del Wifredo que le envió 3 chasis para que los vistiera como descapotables. Desgraciadamente el programa ya no contaba con la simpatía de los mandamases de ENASA y se paralizó antes de que las denominadas Z-103 salieran bajo su amparo.

ADIÓS AL PEGASÍN

El Z-102 ya había cumplido su función. Pegaso era una marca reconocida fuera de nuestras fronteras y salía demasiado caro. Es por eso que ante la jubilación de Wifredo Ricart ENASA aprovechó para dar carpetazo a la fabricación de deportivos. Así se decía adiós a un modelo que había puesto en el mapa la capacidad de los ingenieros nacionales para crear un vehículo al nivel de sus rivales e incluso con algunas innovaciones pioneras que captaron la atención de mentes avispadas y libres del yugo del proteccionismo. Se destruyó todo vestigio de su existencia olvidando su paso por el imaginario del pueblo español como sucedió tras la compra de Iveco.

Pegaso Z-102, el caballo alado más veloz

Es habitual que España y sus ciudadanos olviden su tradición, legado y méritos en pro de la globalización. También se ha convertido en costumbre echar la vista atrás, demasiado tarde, para recordar que no somos tan malos y fuimos capaces de crear un modelo único en tiempos de penurias. Iveco se ha dado cuenta y recupera el caballo alado tan añorado por los pegasistas. Es difícil que un modelo como el Z-102 vuelva a la vida, pero que por nosotros no quede el rendirle su merecido homenaje.

26035995 páginas vistas
Artículos relacionados:
MotorLand reúne vehículos históricos en Teruel
La Asociación Clásicos Pesados de Castilla y León celebra su asamblea anual
DAF 90 Aniversario: C-III De Cabtech a Paccar
Las joyas del Museo Mercedes-Benz Aguinaga de Bilbao
DAF 90 Aniversario: C-II La internacionalización
DAF 90 Aniversario: C-I Los Orígenes
Los curiosos clásicos de Alfonso Zarzuela
El Volvo FH celebra su 25 aniversario
Cuatro Vientos y ...¡¡Sus camiones históricos!!
Mercedes Benz: Estrellas en la construcción