Recorriendo los Picos de Europa

Mar, 06/02/2018 - 12:17
FacebookFacebook

Eulogio es un transportista que trabaja a diario a manos de un impecable IVECO Stralis. Nuestra pasión por los camiones nos empujaba a conocer más a Eulogio y su labor del día a día. Y con su simpatía y amabilidad, nos lanzamos a recorrer impresionantes rutas por el norte. Texto: Joan Garriga.

Picos de Europa Iveco Stralis

 

Cargando y descargando pienso

La base de su empresa está situada en La Candaliega, al pie de La Pica, una diminuta población asturiana. Y… ¿Qué hace Eulogio por esa zona, además de tener su compañía y su hogar? Reparto de pasto y pienso, de eso se encarga el transportista con la empresa Piensos Unzué. Las toneladas de comida, en este caso para animales de granja, se tratan de pasto almacenado en balas de paja. Los grandes rectángulos de 250 kg de peso son llevados a diario por Eulogio a las explotaciones ganaderas que hay en un radio de 100 kilómetros alrededor de la base familiar.

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

El transportista ya tiene experiencia suficiente y es capaz de cargar su camión en pocos minutos. En total, ¡hasta 8 toneladas de pasto fresco y seco preparados para llevar! En este caso, trasladamos la comida a unas vacas muy especiales, ya que en esa zona la mayor parte de la producción se dedica al queso azul. Con estas megadosis de pasto cargadas en el Iveco, emprendemos una entretenida ruta con las mejores vistas que se pueden tener. Nos dirigimos hacia Cabrales, donde cruzamos por zonas de la cornisa cantábrica que dejan sin aliento. Una de ellas es el Parque Nacional de los Picos de Europa, uno de los macizos montañosos más bellos que tiene nuestro país. Además de estas vistas, también nos cruzamos con muchos túneles y precipicios que dan vértigo. Así que, cruzar estos caminos con un camión le dan al trabajo de Eulogio mucho más mérito.

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

A bordo del Stralis 350

El camión de Eulogio, como ya hemos avanzado antes, es un Iveco Stralis de 350 CV de potencia, con dos ejes, de 18 toneladas y lleva carrocería Tautliner, es decir, con lonas correderas. Está 100% comprometido con su trabajo y para garantizar la agilidad de sus entregas, dispone de una carretilla hidráulica autopropulsada Terberg. Con ella, él mismo descarga las balas de paja. De este modo, Eulogio ya dispone de su propio sistema de autodescarga para culminar sus servicios.

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

Sin embargo, Eulogio nos hace saber esto sobre su Iveco: "El camión tiene cerca de 10 años y la velocidad media que lleva desde que salió del concesionario no llega a los 40 km/h." ¿Qué significa esto? Pues que las dificultades que se encuentra en sus rutas diarias son notablemente complicadas para acceder con un camión. En muchos caminos que llevan a explotaciones ganaderas, si hay algo de asfalto, este no es mucho más ancho que el Stralis de Eulogio. Además, conociendo la zona del norte de Cantabria y Asturias, las condiciones meteorológicas como la niebla, las heladas o la nieve pueden complicar aún más su trabajo.

Y el testimonio del mismo Eulogio es más que descriptible: "Tienes que andar siempre con cuidado porque te pueden salir animales o incluso quedar atascado en algún lugar. Pero eso es raro ya que conocemos bien la zona", explicaba. "Tengo un remolque pero sólo lo engancho cuando estoy seguro de poder acceder. La verdad es que con el camión solo ando muy bien. Los 350 CV son suficientes con este cambio y llevamos retarder. Eso sí, a poco que termina el verano estén como estén las ruedas se colocan ruedas nuevas, porque aquí no puedes descuidar eso lo más mínimo."

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

Caminos complicados, vistas espectaculares

Sin duda, las zonas montañosas y los caminos estrechos traen más de un dolor de cabeza. Y fijaos si se cruza con complicaciones, que cuando el clima es tan extremo, concretamente en invierno, Eulogio ha tenido que llevar el pienso a pie de helipuertos para poder cumplir con las entregas. ¡Hay que estar preparado para cualquier adversidad! Aunque, entre risas, nos comenta que lo peor se lo encuentra en la época de verano… "Durante los meses de verano lo peor que te puede pasar es toparte con una autocaravana de turistas. ¡Esos sí que ni se apartan ni son capaces de dar marcha atrás!".

Muchas historias en la carretera, pero no nos desviamos de lo importante: vamos de camino a Cabrales para entregar pasto a una granja. ¡Realizamos un recorrido de 45 kilómetros en casi dos horas! Algo que demuestra que las rutas de montaña que tiene que tomar Eulogio necesitan de un conductor experimentado y con conocimiento de la zona. No obstante, el tiempo dentro del camión merece la pena, ya que las vistas a los Picos de Europa y muchos lugares más son imperdibles des del Iveco.

 

Picos de Europa Iveco Stralis

 

24692797 páginas vistas
Artículos relacionados:
Schmitz Cargobull ante el IAA 2018
Oportunidades y dificultades para el sector en el II Forum Ecotransporte
Fabricantes y administración pública en el II Fórum Ecotransporte
MAN TransForma se consolida entre los concesionarios
Volvo presenta el sistema que ayuda a camiones a avisarse entre ellos en carretera
El futuro de DAF
Volvo FL12, el aliado para el campo
Camiones como autocaravanas
La electrificación ha llegado para quedarse
Amador Miguélez, creciendo con Barreiros