Análisis del impacto de las medidas medioambientales

    Estas medidas podrían suponer para el transporte un impacto negativo de casi 20 millones de euros.

    Presentación estudio

    La Fundación Corell ha presentado el estudio de la Cátedra Amelio Ochoa ‘Impacto en el transporte de las medidas para mejorar la calidad del aire en las ciudades. Aplicación a las restricciones por categoría de motor’. En la apertura de la presentación, Rafael Barbadillo, presidente de la Comisión de Transporte y Movilidad de CEIM, ha señalado que “hay una opinión generalizada sobre que hay que reducir el tráfico o la movilidad para combatir la contaminación, pero no es cierto. Lo que es necesario es tener transportes competitivos. La movilidad, tanto de personas, como de mercancías va a seguir creciendo y hay que abordar el tema entre todos. Restringir la movilidad no es la solución”.

    El estudio ha tenido como objetivo plantear soluciones sostenibles pero inteligentes y, para ello, se ha consultado la opinión de diferentes sectores públicos y privados sobre las medidas para mejorar la calidad del aire, con el fin de proponer acciones aceptables, definir su estrategia de aplicación y hacer un análisis del coste-beneficio de una de las medidas incluidas en el Plan A: la prohibición en 2025 de acceder al municipio de Madrid a todos los vehículos que no tengan etiquetado ambiental.

    Presentación estudio

    Asimismo, la principal conclusión de este estudio es el impacto negativo que dicha medida podría producir en la economía, frente a un cálculo aproximado de 61,8 millones de euros de ahorro, se podrían producir 81,6 millones de coste, con un desequilibrio de casi 20 millones de euros.

    Para llegar a este resultado, se ha realizado una proyección sobre la evolución del etiquetado de los vehículos en los próximos años, así como una estimación de crecimiento del tráfico, asumiendo que dicho crecimiento sería similar a las previsiones económicas. Según esta estimación, en 2025 habría un 7% de turismos, un 14% de vehículos profesionales ligeros y un 39% de vehículos pesados que no podrían circular.

    Las medidas restrictivas, como la limitación de circulación por categoría de emisiones, fueron ampliamente aceptadas por los representantes de la Administración, transporte público y car sharing, destacando sus beneficios en la calidad del aire y la reducción del tráfico, mientras que el sector del transporte de mercancías destacó sus efectos negativos, como la renovación de flotas. Por otro lado, las medidas incentivadoras, la mayor ocupación del espacio para la movilidad no motorizada es igualmente bien valorada por la Administración, el transporte público y los modos alternativos de transporte, pero produce dudas en el sector del transporte de mercancías.

    27025743 páginas vistas
    Noticias relacionadas:
    Continental amplía su fábrica de Lousado
    Nacen los centros de vehículos de ocasión de Scania
    En la carretera, cerveza sin
    Volvo presenta un transporte autónomo gracias a su eléctrico Vera
    El DAF CF Construction ha obtenido el título Top Bau Truck
    Dimafrío adquiere 20 unidades de la gama T de Renault Trucks
    El DAF CF Electric gana el premio Green Truck
    DB Schenker presenta el primer camión eléctrico autónomo
    Encamion y Transcalit organizan el III Fórum Ecotransporte
    Chep reduce las emisiones de CO2 en el sector cárnico