El transporte denuncia que el Brexit aboca al sector al precipicio

El sector pone sus expectativas en el Reglamento que aprobará el Parlamento y la Comisión Europea.

Jornada Brexit

 

El sector del transporte de mercancías por carretera ha mostrado su preocupación ante la situación de incertidumbre que supone el Brexit, según se ha manifestado en la jornada de la Fundación Corell ‘Brexit: Una amenaza para el transporte por carretera de viajeros y mercancías’.

Miguel Ángel Ochoa, presidente del Patronato de la Fundación Corell, ha abierto el turno de ponencias, señalando los posibles escenarios que podrían darse ante el Brexit: que se produzca un acuerdo antes del 29 de marzo, aplazando la situación actual hasta finales de 2020; que se acuerde una prórroga en las negociaciones; o una salida sin acuerdo.

La posibilidad de permanecer de manera parcial en la Unión Aduanera Europea se presenta como una opción imposible. Asimismo, la opción de establecer acuerdos bilaterales con la Unión Europea (UE) ha sido denostada por ambas partes. Con todas estas opciones como improbables, el escenario más cercano es que el Reino Unido se convierta en un país tercero sin acuerdo.

En este sentido, Ramón Valdivia, director general de ASTIC, ha manifestado su gran preocupación ante esta situación de incertidumbre. “En este momento, no puede transmitirse información fiables, porque todo cambia cada día. En el transporte nos preocupan las implicaciones para la importación y la exportación con Reino Unido fuera de la UE. Habrá una frontera y consecuencias aduaneras, de normativa, de permisos, etc. La incertidumbre es lo peor para las empresas, porque no permite planificar y tomar decisiones. Para nosotros es una situación lamentable”. “No podemos entender que se aboque a un sector al precipicio”, ha añadido Valdivia.

Según Ramón, “tuvimos una reunión con representantes británicos para tranquilizarnos y nos aseguraron que podremos entrar en el país sin problema. La cuestión es que tenemos que estar seguros de que podremos salir”. Para Valdivia, no solo el sector del transporte está preocupado, sino que “el tejido empresarial está asustado, sobre todo las PYMES, que tienen una capacidad limitada para hacer planes de contingencia”.

La solución de que se produzca una prórroga también plantea dificultades. De hecho, ante esta situación, el sector del transporte pone sus expectativas en el plan de contingencia diseñado por la UE, mediante una propuesta de Reglamento en la que se pacta que los procesos actuales, licencias y permisos sean válidos hasta el 31 de diciembre. No obstante, “verbalmente han dicho que sí, pero hay que plasmarlo en textos y normativas. Por ahí vemos cierta esperanza, al margen del tema aduanero”, ha afirmado Ramón Valdivia.

Por otro lado, existen elementos digitales que pueden ayudar a facilitar la situación del transporte, pero que no han sido tenidos en cuenta. Por ejemplo, el CMR digital pone en contacto al remitente, al destinatario y al transportista, sin demasiadas implicaciones tecnológicas. Este sistema, soportado por la empresa TransFollow de Holanda, registra todos los datos, con la garantía de las normas ISO.

26471880 páginas vistas
Noticias relacionadas:
MAN apuesta por las startups innovadoras
Volkswagen y Northvolt se asocian para acelerar el desarrollo
José Manuel Jaquotot, nuevo director de la planta de Iveco en Valladolid
El fabricante de motores eléctricos Ziehl-Abegg expande su negocio
EnDurance, el mantenimiento a medida de Renault Trucks
Ontruck apuesta por la IA para optimizar el transporte de mercancías
Los primeros vehículos sin conductor de León
Mantén tu camión libre de alergias
Astre amplía sus servicios de temperatura controlada
El concesionario Scania CICA Huelva inaugura nuevas instalaciones