Goodyear nos prepara para las primeras nevadas del año

Cada copo de nieve es un pequeño milagro, formado por miles de millones de cristales de hielo. Goodyear nos explica qué esconde cada copo.

Carretera nevada

Las primeras nevadas del año ya han llegado a las carreteras españolas. En este contexto, el fabricante de neumáticos Goodyear se ha fijado el objetivo de investigar este fenómeno meteorológico en detalle. En un laboratorio de nieve de alto nivel, los científicos están investigando la relación que hay entre la nieve y los neumáticos para mejorar aún más la movilidad en invierno.

La nieve aparece en muchas formas diferentes. Buena prueba de ello  es que los escoceses tienen nada más y nada menos que 421 palabras para referirse a este fenómeno. De hecho, la nieve cambia constantemente su estado porque los cristales de nieve individuales crecen juntos en sus puntos de contacto. Este proceso se llama sinterización. La emocionante ciencia de la nieve está estrechamente vinculada al desarrollo de neumáticos de invierno. La nieve es muy variable y, como tal, lo es conducir en una carretera nevada. La estructura de la nieve, por lo tanto, tiene una influencia directa en el rendimiento de un neumático.

Al conducir un coche por una carretera nevada, el proceso de sinterización hace que la nieve se adhiera al neumático. Dependiendo de las condiciones, más o menos nieve se adherirá a la banda de rodadura. Un fenómeno que se puede observar fácilmente.

Carretera nevada

Cuando se conduce un coche sobre nieve fresca, el neumático está completamente cubierto. En nieve compacta, la nieve permanece en las ranuras de la banda de rodadura. Si la nieve ya está dura, no habrá nieve plegada a la banda de rodadura y como resultado el neumático permanecerá negro. Esta interacción entre la nieve y el neumático también está influenciada por otros factores, como la temperatura del aire y la velocidad de rodadura.

De hecho, un neumático de invierno funciona mejor en la nieve cuando todos sus bordes de agarre están a la vista. Si no hay nieve adherida al neumático, los innumerables bordes de agarre funcionan de manera ideal. Un neumático de invierno premium en tamaño 205/55 R16 como el Goodyear UltraGrip 9+, tiene más de 2.500 cortes especialmente diseñados para garantizar un agarre óptimo. Por lo tanto, comprender la física de la nieve y su interacción con el neumático es esencial para el desarrollo de los neumáticos de invierno.

Como uno de los principales fabricantes de neumáticos del mundo, Goodyear invierte en el desarrollo continuo de sus neumáticos de invierno. Por este motivo, se estableció un laboratorio de nieve de alta tecnología en el Centro de Investigación Goodyear en Luxemburgo. En este sentido, el Dr. Frank Schmitz, director del Equipo de Tecnología de Medición de Física Aplicada, ha señalado que “la temperatura del aire en los diversos sectores está entre 0º y menos 40ºC”. “Los hallazgos nos ayudan a comprender mejor la morfología de la nieve y sus efectos sobre el rendimiento de los neumáticos de invierno”, ha añadido Schmitz.

28063985 páginas vistas
Noticias relacionadas:
DHL publica el Índice de Conectividad Global
Hyundai recibe el premio a la innovación en el International Truck of the Year
Maersk lanza una nueva herramienta de asistencia
Daimler amplía su red de producción de baterías en Tailandia
Hadi Zablit, nuevo secretario general de la Alianza
Las fábricas europeas de Daimler tendrán una huella neutral de CO2
El KH-7 Epsilon Team levará ‘El camión de los sueños’ al Dakar 2020
La Daily llega al I Congreso de Coordinación e Intervención en Accidentes de Tráfico
Lydia Valentín visita Trans-Avellà
Los bomberos de Santander estrenan una autoescalera automática Scania