Los nuevos ADAS, más inteligentes que nunca

Los nuevos sistemas ADAS son capaces de ver a través de la niebla y de detectar de forma fiable a los humanos, los vehículos, el agua, el hielo o la nieve.

Nuevos ADAS

 

Los sistemas de seguridad ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) siguen contando con algunas limitaciones por su tecnología y naturaleza. Sin embargo, no paran de evolucionar, sentando los primeros pasos de la conducción autónoma. Estos sistemas, tal y como señala Carglass, necesitan ver todo lo que sucede alrededor del coche y recoger esa información, para luego actuar en consecuencia y ayudar al conductor a tomar decisiones con seguridad.

Cada uno de esos sensores dispone de unas capacidades y limitaciones por su tecnología y naturaleza. El cerebro del automóvil se encarga de fusionar la información relevante aportada por todos ellos para generar un reconocimiento fiable del entorno. Pero siguen teniendo limitaciones de visión, por ejemplo, para ver a través de la niebla, polvo o humo, para diferenciar entre un recorte de cartón de una persona y un ser humano real, o para detectar la presencia de hielo en la calzada a cientos de metros de distancia. Dos importantes avances van a contribuir a limitar estas carencias en un futuro cercano.

Nuevos ADAS

 

El primero es una nueva cámara de infrarrojos de onda corta creada por TriEye, que ha conseguido abaratar esta tecnología para que todos los coches puedan montarla. Además de poder ver a través de la niebla, esta cámara mejora la detección de imágenes con poca luz y distingue mejor a personas, animales y las líneas de la carretera.

Otro gran avance es la cámara láser 3D semántica de Outsight, que permite detectar la composición material de los objetos y detectar de forma fiable a los humanos, los vehículos, el agua, el hielo, la nieve o el aceite en la superficie de la carretera. Este sensor es capaz de detectar hielo, agua o aceite a cientos de metros de distancia, determinar su profundidad y decidir si estos elementos representan un riesgo. En este sentido, Raúl Bravo, cofundador de la empresa, señala que “si un coche fuera capaz de detectar o evaluar el hecho de que hay hielo negó en la carretera, hoy en día se podrían salvar 5.000 vidas por año, y evitar 200.000 accidentes por año”. 

Nuevos ADAS

28493134 páginas vistas
Noticias relacionadas:
Volkswagen Vehículos Comerciales logra el mejor año de su historia en España
El Roadshow Iveco Bus acerca el Daily Minibús a los profesionales del transporte
Transeop presenta su nueva web
Grupo Transonuba ahorra combustible con Volvo FH con I-Save
Iveco inaugura una nueva estación de repostaje de gas natural
Renault Trucks gana el premio al fabricante más respetuoso con el medio ambiente
Paccar, un año de récords
Velsycon, soluciones para el transporte
Van Steenbergen Transport se hace con 100 Kögel Cargo Coil
Iveco lanza nuevas promociones de revisión Pre-ITV