Las joyas del Museo Mercedes-Benz Aguinaga de Bilbao

Lun, 19/11/2018 - 11:46

El museo da a conocer sus 30 vehículos históricos desde el pasado 8 de febrero, cuando se inauguró la exposición.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

Desde que se inaugurara el Museo Mercedes-Benz Aguinaga en la ciudad de Bilbao, este espacio dedicado a mostrar algunas de las históricas joyas del fabricante se ha convertido, de alguna manera, en el Guggenheim del motor y del lujo alemán. El museo, que parte de la iniciativa del concesionario oficial de Mercedes-Benz en Bilbao, recoge un buen número de ejemplos de la historia de la popular marca, desde coches hasta furgonetas y camiones, pasando por las flechas de plata que Juan Manuel Fangio condujo en la Fórmula 1 durante los años 50.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Juan Aguinaga es el empresario que ha transformado su concesionario de Bilbao en un museo de vehículos de la marca alemana, que demuestra que la búsqueda que emprendió en noviembre de 2016 y el trabajo realizado hasta ahora han valido la pena. Sin embargo, el inicio de toda esta historia fue casual, pues Aguinaga decidió crear el museo después de que las instalaciones que actualmente conforman la exposición quedaran libres. A partir de entonces, el empresario, aficionado al coleccionismo desde pequeño, empezó a idear un cambio que diera una vuelta al concepto más tradicional de un concesionario, convirtiéndolo en un espacio de entretenimiento, cultura y ocio.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

Si algo está claro es que el proyecto nace de la pasión de Juan por Mercedes-Benz y por el mundo del automóvil en general, que ha heredado de su familia de empresarios volcados en el sector del transporte y de la automoción. Su hijo Nacho, que se suma como cuarta generación al interés familiar por las cuatro ruedas, también ha ayudado a crear y gestionar el espacio, preparado para celebrar eventos privados de todo tipo.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Algunos de los vehículos que se exhiben en el Museo Aguinaga son propios. Otros, han sido cedidos por coleccionistas privados, por otros museos y por la misma marca. Entre todos ellos, encontramos joyas como el Mercedes-Benz Patent Motorwagen, el triciclo monocilíndrico que diseñó y patentó Karl Benz en 1886, y al que se considera como el primer vehículo de la historia ideado para ser impulsado por un motor de combustión interna.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

Al margen del triciclo, las instalaciones explican gran parte de la historia del fabricante alemán a través de los vehículos que se muestran en él. Alguno de estos ejemplos es la limusina Pullman de cuatro puertas, que se presentó en el Salón del Automóvil de Berlín de 1926; o el Mercedes W23 Type 130 H, creado por Hans Nivel e inspirado en el competitivo Trophenwagen de Edmund Rummpler. Sin embargo, el museo también guarda otros tesoros como el Mercedes-Benz W21 Type 200 Cabriolet, el W136 Type 170 V Cabriolet A, el W153 Type 230 Sedán, el W136 Type 170 V Kombi, el W186 Type 300 Sedán, el W121 Type 190 SL Roadster, el W180 Type 220 S Pontón o, incluso, el furgón L319D, fabricado entre los años 1958 y 1968.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Además, también se incluyen dos modelos de camión de los años 60 en la colección. Ambos contribuyeron al paso de las cabinas de morro a las cabinas sin capot de morro con un diseño ya más similar al actual, que marcó la historia del transporte moderno. En primer lugar, encontramos el Mercedes-Benz L312, un camión de dos ejes construido en 1953 en Mannheim, Alemania. El fabricante terminó su producción en 1961, vendiendo alrededor de 73.000 unidades, de entre las cuales 7.700 estaban dotadas de tracción total. Además de en su país de origen, el vehículo también se produjo en Argentina y en Brasil.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

El segundo es un LP710-B, un camión Kurzhauber de dos ejes, fabricado por Mercedes-Benz en 1961 también en la planta de Mannheim. La venta oficial de este modelo finalizó en Alemania en el año 1971 aunque se produjeron hasta los años 80 algunas unidades para su exportación.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

El museo, que ayuda a preservar la pasión general por el mundo del motor y, más concretamente, la afición por los clásicos de Mercedes-Benz, está abierta a los clientes del concesionario los jueves, mientras que el público general puede visitarlo los sábados, de forma totalmente gratuita.

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

Museo Mercedes-Benz Aguinaga

 

25850712 páginas vistas
Artículos relacionados:
DAF 90 Aniversario: C-III De Cabtech a Paccar
DAF 90 Aniversario: C-II La internacionalización
DAF 90 Aniversario: C-I Los Orígenes
Los curiosos clásicos de Alfonso Zarzuela
El Volvo FH celebra su 25 aniversario
Cuatro Vientos y ...¡¡Sus camiones históricos!!
Mercedes Benz: Estrellas en la construcción
Orígenes de Barreiros: prototipos militares
ACE: Amigos del Camión Español C-III: El camión mundial que pudo ser y no fue
ACE: Amigos del Camión Español C-II: Del milagro a la pesadilla