Los nuevos ADAS, más inteligentes que nunca

Los nuevos sistemas ADAS son capaces de ver a través de la niebla y de detectar de forma fiable a los humanos, los vehículos, el agua, el hielo o la nieve.

Nuevos ADAS

 

Los sistemas de seguridad ADAS (Advanced Driver Assistance Systems) siguen contando con algunas limitaciones por su tecnología y naturaleza. Sin embargo, no paran de evolucionar, sentando los primeros pasos de la conducción autónoma. Estos sistemas, tal y como señala Carglass, necesitan ver todo lo que sucede alrededor del coche y recoger esa información, para luego actuar en consecuencia y ayudar al conductor a tomar decisiones con seguridad.

Cada uno de esos sensores dispone de unas capacidades y limitaciones por su tecnología y naturaleza. El cerebro del automóvil se encarga de fusionar la información relevante aportada por todos ellos para generar un reconocimiento fiable del entorno. Pero siguen teniendo limitaciones de visión, por ejemplo, para ver a través de la niebla, polvo o humo, para diferenciar entre un recorte de cartón de una persona y un ser humano real, o para detectar la presencia de hielo en la calzada a cientos de metros de distancia. Dos importantes avances van a contribuir a limitar estas carencias en un futuro cercano.

Nuevos ADAS

 

El primero es una nueva cámara de infrarrojos de onda corta creada por TriEye, que ha conseguido abaratar esta tecnología para que todos los coches puedan montarla. Además de poder ver a través de la niebla, esta cámara mejora la detección de imágenes con poca luz y distingue mejor a personas, animales y las líneas de la carretera.

Otro gran avance es la cámara láser 3D semántica de Outsight, que permite detectar la composición material de los objetos y detectar de forma fiable a los humanos, los vehículos, el agua, el hielo, la nieve o el aceite en la superficie de la carretera. Este sensor es capaz de detectar hielo, agua o aceite a cientos de metros de distancia, determinar su profundidad y decidir si estos elementos representan un riesgo. En este sentido, Raúl Bravo, cofundador de la empresa, señala que “si un coche fuera capaz de detectar o evaluar el hecho de que hay hielo negó en la carretera, hoy en día se podrían salvar 5.000 vidas por año, y evitar 200.000 accidentes por año”. 

Nuevos ADAS

28726567 páginas vistas
Noticias relacionadas:
Mercedes-Benz ofrece plataformas online
Scania permite a sus clientes aplazar el pago de las reparaciones
Schmitz Cargobull entrega bolsas con alimentos a los transportistas
COVID-19. Éstos son los servicios de restauración abiertos en carretera
Wtransnet lanza la campaña #EstamosJuntosEnEsto
Dachser transporta 3 millones de mascarillas desde México
Seat empieza a producir respiradores de emergencia en Martorell
DAF mantiene operativa su red de reparación y servicio
Fundación Seur colabora en la distribución de mascarillas
Iveco agradece el esfuerzo a los profesionales del transporte