La industria preocupada por el voto de la UE sobre la normativa de CO2 para camiones

    Según la industria, el Parlamento Europeo ha votado de manera alarmante sobre los primeros estándares de CO2 para camiones.

    Transporte por carretera

     

    La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha manifestado su seria preocupación por el voto del Parlamento Europeo sobre la normativa de CO2 para camiones. La votación de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento (ENVI) fue en respuesta a la propuesta de la Comisión Europea (CE) sobre estándares de CO2 para nuevos vehículos pesados, publicada el pasado mes de mayo. Está previsto que estas normas se apliquen en tan solo seis años.

    Erik Jonnaert, secretario general de la ACEA, ha señalado que “la industria de camiones de Europa está dispuesta a comprometerse con objetivos ambiciosos de CO2, siempre que estos sean tecnológica y económicamente viables en el plazo establecido”. Sin embargo, los niveles extremadamente estrictos de reducción de CO2 para el año 2025 y para el 2030 que han votado los eurodiputados van más allá de la propuesta de la Comisión, que ya suponía un gran desafío.

    “Estos objetivos plantearían problemas importantes, ya que no tienen en cuanta las realidad y complejidades del mercado de camiones, ni los largos ciclos de desarrollo para vehículos pesados”, ha añadido Jonnaert. “Los eurodiputados deben saber que los camiones que llegarán al mercado en 2025 están actualmente en desarrollo”.

    ACEA apoya la idea de la Comisión Europea de introducir incentivos específicos para estimular la innovación y la adopción de camiones con motor alternativo. En este mismo sentido, la industria acoge con satisfacción la introducción de un sistema que ayudará a fomentar un despliegue más amplio de camiones de bajas emisiones e, incluso, de cero.

    Sin embargo, los eurodiputados han votado a favor de transformar esto en un sistema de referencia, siendo negativo para aquellos fabricantes que no logren alcanzar los incoherentes objetivos de ventas de vehículos de cero y de bajas emisiones. “Esto no tiene en cuenta el hecho de que el potencial de electrificación de los vehículos pesados es mucho menos que el de los automóviles, especialmente cuando se trata de camiones de reparto de larga distancia”, ha explicado Jonnaert, antes de añadir que “además, falta infraestructura de recarga, especialmente en autopistas”.

    De hecho, los camiones mueven 14 millones de toneladas de mercancías al año y entregan el 90% del valor total de bienes, mientras representan el 5% de las emisiones totales de CO2.

    26644654 páginas vistas
    Noticias relacionadas:
    La huelga de transportistas deja sin combustible a Portugal
    UOTC-ASTIC apunta a los Gobiernos como responsables del deterioro de la intermodalidad
    Michael Grund, nuevo director de Operaciones en Schmitz Cargobull
    ATFRIE se preocupa por la situación actual del sector
    La 2ª edición de la Farinato Transport Race by Scania, todo un éxito
    Vuelve el mayor evento de networking de transporte de Europa
    IV Concentración de Vehículos Clásicos
    La Barcelonesa cumple 67 años haciendo mudanzas
    El MAN Center de Barcelona inaugura una cabina de pintura única
    Iveco valora el papel del gas natural en el transporte por carretera