Urban Lab 2 cumple su compromiso de consumo

Lun, 23/07/2018 - 13:48

Renault Trucks ha constatado una reducción del 12,8% en el consumo de carburante y una disminución en las emisiones de CO2.

Urban Lab 2

 

Renault Trucks mantiene un firme compromiso con la reducción del consumo de carburante y de las emisiones de CO2 de sus vehículos. Y de este mismo compromiso salió, precisamente, la idea de crear un vehículo laboratorio –el Urban Lab 2– dedicado a la investigación y al desarrollo del transporte de larga distancia. Ahora, tras ocho meses de puesta a punto y siete meses de ensayos con este Urban Lab 2, empiezan a conocerse los primeros resultados y están resultando muy positivos, pues se ha constatado una reducción del 12,8% en el consumo de carburante y una disminución significativa en las emisiones de CO2, tanto en medio urbano como en periurbano. El proyecto colaborativo EDIT –Efficient Distribution Truck– fue lanzado en 2016, reuniendo a Renault Trucks con otros seis socios: Valeo, Lamberet, Michelin, BeNomad, INSA de Lyon e IFSTTAR.

El objetivo de dicho proyecto era disminuir el consumo en un 13% en un camión de uso urbano y regional. Por ahora, el Urban Lab 2 ha logrado una reducción del 12,8% en relación al Renault Trucks D Wide de referencia, es decir, una reducción en el consumo de 3,5 litros de carburante y de 9 kg de CO2 en las emisiones a los 100 kilómetros.

Ciclo de ensayo y método de medición

Los ingenieros de Renault Trucks utilizaron una base de datos con más de 8.000 km de medidas, con el objetivo de establecer un ciclo de ensayo estadísticamente representativo del uso “distribución a temperatura controlada”. El Urban Lab 2 y el vehículo de referencia pasaron por el banco dinamométrico antes de los ensayos para establecer un control de rendimiento detallado de las cadenas de transmisión de ambos vehículos. Los test consistían en ensayos de carretera, en banco dinamométrico y de simulación, con el objetivo de correlacionar las medidas.

Urban Lab 2

 

Aumento del aerodinamismo

Los evaporadores se han integrado en el techo de la caja y el grupo frigorífico se ha instalado en la base del vehículo, con la intención de mejorar la circulación del aire. Además, se han añadido accesorios aerodinámicos como alerones traseros y carenados textiles retráctiles, portezuelas en peldaños, carenado de las ruedas, un deflector de techo, un alerón y carenados laterales en la cabina. Las pruebas que se han realizado para analizar las ventajas ofrecidas por todos estos accesorios aerodinámicos han demostrado que la optimización del aerodinamismo es uno de los principales factores para contribuir a la reducción del consumo de carburante y de las emisiones de CO2 de un vehículo de distribución.

Integración del sistema microhíbrido

Un dispositivo concebido con Valeo, que combina las tecnologías microhíbridas y Stop & Start, también se ha probado en el Urban Lab 2. Así, se han testado distintas estrategias de funcionamiento del sistema microhíbrido para maximizar la energía recuperada en el frenado. Las pruebas han confirmado beneficios significativos para el consumo, especialmente en medio urbano.

Conectividad vehículo-infraestructuras

El vehículo laboratorio dispone, también, de un sistema de navegación desarrollado por BeNomand y con un sistema de comunicación con los semáforos, por lo que es capaz de mantenerse conectado a las infraestructuras. Esto se traduce en un ahorro del tiempo, pues el Urban Lab 2 permite calcular si se ahorra más aumentando la velocidad o reduciéndola, según el estado de los semáforos.

Urban Lab 2

 

Para ello, se han tomado medidas en segmentos urbanos del ciclo de pruebas, con la intención de caracterizar el tráfico real y los semáforos. Después, se han realizado pruebas en pista cerrada y, luego, en condiciones reales en carretera. Se ha concluido que este tipo de tecnología de ayuda al conductor aporta beneficios significativos en términos de reducción del consumo de carburante y de las emisiones de CO2, por no hablar en términos de confort de conducción.

Reducción de la resistencia al rodamiento

Por último, el Urban Lab 2 está equipado con neumáticos prototipo Michelin pensados para reducir su resistencia al rodamiento, sin perjudicar a las demás prestaciones. Gracias a dichos neumáticos, es posible caracterizar la diferencia de consumo con más precisión que con el método estándar, consistente en utilizar un coeficiente de resistencia al rodamiento fijo y óptimo.

Así bien, el proyecto EDIT ha confirmado que el resultado que han dado las tecnologías empleadas para lograr el objetivo de reducción del consumo ha sido satisfactorio. Y, si bien el Urban Lab 2 no está destinado a ser comercializado como tal, las tecnologías más eficaces sí que podrían integrarse en camiones de serie.

28062575 páginas vistas
Artículos relacionados:
La nueva cabina FH XXL de Volvo Trucks ofrece más espacio y confort que nunca
Iveco y Nikola presentan un camión 100% eléctrico para Europa
Prueba Mercedes Benz Actros V 1863 LS Euro 6d (Cabina Digital sin espejos)
Prueba Scania P 280 (7 litros) 4X2 chasis rígido con furgón de 18 toneladas
Prueba tractora Scania G410 GNL (Gas Natural Licuado)
Innovation Day 2019 Traton: camiones eléctricos y sin conductor.
Ford Trucks llega al mercado español con la tractora F-MAX al frente
Llega el Turbocompund I-SAVE para los Volvo FH 13 litros
IVECO S-WAY y X -Way características técnicas en detalle
Swedish Metal, el camión diseñado por una leyenda del heavy metal