Clásicos USA: Camionetas ligeras pick up

Mar, 01/12/2015 - 17:52

The american way of drive

Pocas estampas más americanas que la típica pick up de los años 50, como este Power Wagon.
GMC es un nombre clásico entre los pick ups ligeros americanos.

 

En la actualidad los pick up trucks son algo así como una mezcla entre un pequeño camión y un automóvil con cierto aire deportivo o bien todoterreno en función de la versión de que se trate. Su nombre, del inglés pick up o recoger, ya nos indica que estamos ante un tipo de vehículo especial que permite en principio cargar casi cualquier cosa.

Camioneta Ford de 1939 restaurada con un característico estilo Hot Rod.

 

Si bien a algunos les pueda parecer una moda pasajera, lo cierto es que al otro lado del Atlántico en los USA normalmente el tipo de automóvil más vendido suele ser una camioneta tipo pick up, con dos marcas tan emblemáticas como Ford y Chevrolet en eterna riña por ver quien logra dominar dicho mercado. Con la aparición del primer automóvil producido en cadena de montaje y gran serie, el mítico Ford T, no tardaron en llegar los primeros modelos pick up.

Curiosa transformación pick up de un antiguo Mack Thermodyne de bomberos.
Aquellos locos cacharros...

 

En un principio se trató de un nuevo uso que los automovilistas empezaron a darle al coupé de dos plazas más un maletero convertible en un segundo asiento descapotable...

Nada mejor que ocupar con una nevera la zona de carga...
A mediados de los años 50 Chevrolet ofrecía el pick up 3100.
Esta camioneta Chevrolet de 1955 cargaba media tonelada y podía montar un motor de 4,3 litros.

 

Aquellas dos plazas traseras tras la cabina cerrada eran tan poco confortables que casi nadie quería ser víctimas de ellas y en cambio, dejando abierta la tapa que hacía las veces de respaldo se podían cargar bultos de enorme tamaño lo cual hacía de los Ford T biplazas unos vehículos realmente prácticos.

Para gente práctica

Bonita y poco habitual pick up Dodge, basada en las furgonetas ligeras de la marca.

 

El concepto pronto sería copiado por otros fabricantes, caso de Hudson, del cual un modelo correspondiente a 1927 ilustra este artículo. Dicho automóvil era muy apreciado por su poderoso motor de 6 cilindros que permitía recorrer grandes distancias y con la modificación realizada en madera de la parte trasera de la carrocería, denominada Huckster, servía para por ejemplo transportar las mercancías de los vendedores ambulantes.

 
¿Qué hace aquí esta tractora Peterbilt?
En realidad se trata de un chasis pick up a partir del cual se ha creado una tractora en miniatura.
Todo un clásico de las pick up norteamericanas con caravana a juego.

Exposición de pick ups en el museo de Allentown America on Wheels.
El primer modelo pick up en base al Ford T con un cajón trasero para cargar trastos.
Se renunciaba a las plazas traseras y se obtenía una práctica zona de carga en el Ford T.

 

Aquello pronto demostró servir para mucho más que los comerciantes a domicilio, pues un sinfín de automovilistas pensaron que quizás sería buena idea renunciar a las plazas traseras de su automóvil y, quizás a cambio de sacrificar la posibilidad de sacar a pasear a la suegra, poder a cambio cargar una gran nevera de refrescos y cervezas para pasar la tarde con los amigos... ¡Había nacido la pick up!

En los años 30 del siglo XX ya existían muchas marcas con modelos pick up.
En este caso se trata de un Hudson con un cajón de madera ocupando su parte trasera.
 

Coches como camiones y ...

Camiones ligeros cómodos como un coche. Los americanos fueron prontamente seducidos por los pick up, de modo que casi todos los fabricantes se lanzaron a su fabricación y no sólo los de turismos, como Ford que pronto dominaría el mercado, sinó también por alguna marca de vehículos pesados como hicieron entre otros International, Mack y Diamond T.

Ya en 1930 la rivalidad entre Chevrolet y Ford era feroz por dominar el segmento de pick ups.
En las plazas delanteras la clave era ofrecer el máximo confort de cada época.
Ford pronto empezaría a dominar este tipo de vehículos, aquí un ejemplo de los años 30.

 

Ford pronto adaptó en su gama de camionetas con caja abierta su poderoso motor V8 de 85 CV, una auténtica bestia a mediados de la década de los años 30 del pasado siglo. Si bien el público acogíó gratamente las series de pick up de Ford, que además eran tan veloces como los autos más deportivos del momento, en cambio un fabricante de camiones como Diamond T, pese a crear un modelo de gran belleza y con muy buena calidad, viviría uno de sus fracasos comerciales más sonados al tratar de introducirse en el mercado de las pick ups lanzando una lujosa camioneta para sólo media tonelada de carga, que sin embargo equipaba un poderoso motor Hércules de gasolina y seis cilindros en línea.

 
Un fabricante de camiones pesados como Diamond T también entró en el mercado de pick ups.
Para el fabricante fue un gran fracaso comercial.

Para muchos las pick up de Chevrolet de los 50 son las más bellas que han existido.
 
Los grandes motores V8 daban prestaciones dignas de un deportivo.

 

REO, otro histórico de los camiones pesados americanos, también lanzaría su gama de pick ups ligeros, creando el Speedwagon en 1937. Sin embargo, aunque el modelo terminaría triunfando lo haría bajo la marca de Mack, que finalmente sería quien comercializaría los Speedwagon.

General Motors y sus diseños

El Kopper Cart fue una espectacular versión pick up del Chevrolet Corvette de 1955.

 

Un gran salto en la popularización de los camionetas tipo pick up, que tanto servían para funciones laborales como para trasladar todo tipo de cachivaches a usar durante el tiempo libre, lo protagonizaría Chevrolet con modelos como el Cameo de 1955, marcado por sus adornos supersónicos, que después desembocaría en 1960 en la creación de un modelo de pick up tan espectacular y carismático como sería El Camino.

El Camino fue una pick up revolucionaria de Chevrolet.
Su capacidad de carga era sorprendente.
El frontal y la mecánica eran del deportivo Corvette de 1955.

 

Con este modelo Chevrolet cruzó todas las fronteras y es que ahora los pick ups abandonaban el aspecto de camioneta para rivalizar con los turismos deportivos y de lujo.

Curioso prototipo de Chrysler.
Studebaker también probó suerte con los pick up.

 

Quizás envalentonados por su gran trayectoria de éxitos en el diseño de camionetas los ingenieros de Chevrolet decidían en 1964 responder ante el éxito que estaba cosechando una extraña camioneta de motor trasero refrigerado por aire que llegaba desde centro europa. Aquella extraña y lenta camioneta era la Volkswagen Transporter, que terminaría motorizando el movimiento hippy, y la respuesta por parte de Chevrolet fue una pick con motor trasero refrigerado por aire pero que resultaba mucho más moderna, avanzada y... absolutamente carente de personalidad.

El modelo Corvair de Chevrolet reproducía la estructura de la célebre Volkswagen Transporter.
El motor también se situaba bajo el suelo de la zona trasera.
La versión rampside permitía el acceso lateral a la zona de carga.
 

El Chevrolet Corvair Rampside de 1964 no pareció gustar a prácticamente nadie y pronto caería en el olvido propio de los vehículos insulsos. Quizás por ello la propia Chevrolet contribuía también a la creación de una pick up tan especial como fue el Kopper Kart de 1955, uno de los primeros modelos que merecieron la denominación de Custom y que conservaba componentes y algo de la estética del icónico Chevrolet Corvette.

Aquí una grúa sobre base de camioneta pick up Diamond T.

 

Aquel sería el primero de muchos modelos increibles, con firmas como la de Studebacker que también se atrevieron con el concepto pick up, una tendencia que todavía hoy continua y que sigue teniendo a los norteamericanos como sus mayores defensores. Millones de camionetas ligeras fabricadas están allí para demostrarlo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
28050654 páginas vistas
Artículos relacionados:
Pegaso Comet vs. Barajas, marcando una era histórica
El Museo DAF reabre sus puertas tras su renovación
Magirus, una marca con historia en pleno auge
Xavier Castells un erudito en la historia del transporte
El mini Volvo F12 de Luís Vigo
Se celebra la V Tronada de propietarios de Pegaso Troner
La adaptación de las cabinas de Volvo Trucks a lo largo de su historia
Grandes furgones capitoné de Toribio y Facundo
Mercedes-Benz celebra el 40 aniversario del Clase G
Los camiones de bomberos estadounidenses más espectaculares