60 º Aniversario de la marca Barreiros

Mar, 15/04/2014 - 18:32

El V Truck Show Torrelavega homenajea a Barreiros

En 2014 se cumplen 60 años del inicio de la marca Barreiros.
Dos Clásicos Barreiros con denominación Dodge, el 4220 junto al lujoso turismo 3700 GT.

 

Durante la quinta edición de la concentración de camiones de Torrelavega organizada por los miembros del Camión Club Cantabria los amigos de los vehículos clásicos y muy en especial de los camiones clásicos tuvieron un atractivo añadido gracias al festejo de los 60 años desde que Eduardo Barreiros iniciase su andadura en el mundo de la automoción.

Los Barreiros de diferentes épocas fueron los grandes protagonistas en Torrelavega.

 

La excusa resultaba idónea para por un lado realizar un especial llamamiento a los propietarios de vehículos clásicos y a aquellos que coleccionan maquetas y toda clase de artículos relacionados con la historia de Barreiros, desde folletos publicitarios de la época en que la marca estuvo activa hasta incluso recambios todavía en su caja

Camión de fabricación polaca Star motorizado por Barreiros con el diesel EB 6 de 90 CV.

 

de venta.Esto permitió dedicar una gran extensión dentro del V Shor Truck de Torrelavega a la marca BArreiros, de modo que para un despistado podría parecer que al alcanzar dicha exposición se entraba en un concesionario de la marca.

Llega la dieselización

Barreiros lanzó su propia gama de tractores agrícolas en colaboración con la empresa alemana Hanomag.

 

Una vez Eduardo Barreiros daba vía libre a sus inquietudes mecánicas e industriales, allá por los años 50 del pasado siglo quedaba claro que el parque móvil español de la posguerra sólo resultaba apto para formar parte de un museo o de un desguace. Los transportistas necesitaban desesperadamente vehículos con mecánicas diesel, que pudieran rendir eficazmente y a menor coste de lo que suponía la prohibitiva gasolina. 

Luis Alberto Garrido, Eloy Galván, Jaime Carbajosa y Pablo Arango Del Corro, "barreirólogos" de primera.
Todo tipo de recuerdos adornaron la muestra sobre Barreiros.
Que mejor soporte para la exposición que el lateral de un Renault D-17, última serie de los Barreiros.
Todavía quedan muchos barreiristas como los que se sumaron al aniversario de la marca.

 

Así tras una corta etapa en la que el empresario y mecánico gallego se dedicó a transformar todo tipo de motores para funcionar con diésel llegaría el momento de la verdad. Nacía Barreiros Diesel y ya para producir sus propios motores, diseñados desde el principio para ser alimentados por gasóleo. En el país únicamente la

Simpática imagen de Eduardo Barreiros.
Eduardo Barreiros junto a su madre.
Eduardo Barreiros al volante de un Barreiros Panther 6x6 militar en la pista de pruebas de Villaverde.

 

estatal ENASA fabricaba los camiones Pegaso y aquello resultaba del todo insuficiente para las necesidades del país. Pese a todo Barreiros no lograba los permisos necesarios por parte del regimen franquista para poder fabricar sus propios vehículos, algo que ni siquiera las excelentes relaciones de Barreiros con el dictador parecían poder eludir.

Don Eduardo en la cabina de un Barreiros conducido por el prícipe Juan Carlos y acompañado por la futura Reina Sofía.
Franco en la inauguración de la planta Barreiros.
El Super Azor Gran Ruta fue un modelo estrella de la gama Barreiros.

 

El primer camión Barreiros, conocido como el Abuelo, sería un engendro prototipo militar creado incluso con algunas piezas de desguace como el chasis que sin embargo triunfaría en un concurso para el ejército portugués. Aquel camión 4X4 con el motor EB 6 , un seis cilindros en línea de 90 CV, sería el primer camión Barreiros. Aunque los primeros camiones civiles disponibles para el transportista español y equipados con el mismo y eficiente motor diesel no tendrían nada que ver con aquel prototipo. 

De las iniciales de Eduardo Barreiros nace el logo de la marca.
Este camión cargaba 10 toneladas en versión dos ejes.
Barreiros fue protagonista en la mecanización del campo español.

 

Curiosamente, teniendo en cuenta que se trataba de la España franquista, la solución llegaba en 1958 de la mano de una marca de Europa del Este. Nos referimos a la firma polaca STAR, nacida en 1948, cuyos camiones traería a España Barreiros sin motor para venderlos con su afamado EB 6 diesel de 90 CV. Los Barreiros Diesel

Camión ligero Barreiros Saeta.
Como el Saeta, el Super Azor contaba con cabina de origen Berliet Panoramic.
Con la serie 42 llegó la primera cabina de diseño original Barreiros.
El Barreiros 4220 era un rígido de 20 toneladas y configuración 4X2.
Camión Barreiros hormigonera 6x4.
El acuerdo con Chrysler unía los nombres Barreriros y Dodge.

 

empezaban a hacerse un hueco en las carreteras españolas. STAR fue una marca muy conocida en la Europa del Este, fabricó gran número de camiones 4X4 y 6X6 para diversos ejércitos comunistas del Pacto de Varsovia y terminaría sus días absorvida por la alemana MAN, de modo que los últimos camiones comercializados con el logo de STAR serían modelos MAN.

Desde el tractor al coche de lujo

Los Barreiros Serie 42 se exportaron bajo la marca Dodge.
Los Barreiros Serie 42 disponían de hasta 216 CV.

 

Tras el éxito de los Star-Barreiros Diesel llegaba por fin el permiso para fabricar camiones, aunque las carencias propias harían que esos primeros camiones se vendieran sin cabina. Poco después llegaría la colaboración con el gigante galo Berliet, que permitiría adaptar una versión propio de la exitosa cabina Panoramic de las Series de camiones Berliet. Esto ya entrada la década de los 60 en España daría pie a las series Azor, Super Azor y Saeta, todas con cabinas desarrolladas a partir del diseño Panoramic Berliet.

El Dodge Turbo 300 en realidad contaba con 275 CV de potencia para mover 38 toneladas.

 

Con esta gama a mediados de los 60 del pasado siglo Barreiros no sólo podía ofrecer una completa gama de camiones medios y pesados, sinó que crecía en paralelo una amplia oferta de buses, autocares y tractores agrícolas, en este caso de la mano de los alemanes Hanomag, dando pie a la marca Hanomag-Barreiros.

La serie 300 nacía todavía bajo la denominación Barreiros.
Catálogo Barreiros para exportación en alemán.
La serie 300 introdujo la primera cabina abatible de un camión pesado fabricado en España.

 

En 1965 el camión estrella de la gama Barreiros era el Super Azor Gran Ruta, un camión con una cabina espaciosa que permitía contar con cama para pernoctar durante los largos desplazamientos y un motor que para el Centauro tractora llegaría a contar con 170 CV de potencia máxima. 

Eduardo Barreiros siempre destacó por las técnicas avanzadas que utilizaría en muchos aspectos de su trayectoria, así no sólo su fábrica de Villaverde contaría con servicios sociales para sus empleados que actualmente nos parecen auténticos privilegios, sinó que destacó por sus avanzadas técnicas de marketing. Así Barreiros creó revistas propias para apoyar el conocimiento de sus gamas como las de tractores agrícolas, que supusieron un aunténtico salto en la productividad del campo español. En cuanto a la comercialización de

La evolución de las cabinas a través de tres décadas y tres marcas: Barreiros, Dodge y Renault.

 

vehículos Barreiros no sólo destacó por ofrecer precios ajustados sinó también por autofinanciar toda su producción, de modo que el cliente podía comprar un camión a plazos. Con todo ello y pese a la calidad de los camiones Pegaso, Barreiros conseguía sobrepasar en el mercado nacional a su rival estatal en 1965. El milagro español automovilistico se había hecho mayor.

Auge y caída

El punto culminante en la trayectoria de Barreiros con su entrada en el mercado automovilístico de gran lujo, así nacían los Dodge Dart y 3700 GT de fabricación española, y el acuerdo establecido con la importante multinacional estadounidense Chrysler para suplir las carencias en cuanto a entidad y potencial económico de la marca española, marcarían tanto el culmen de la trayectoria industrial de Barreiros como el germen de su fin.

El Turbo 350 de Renault conocido como "Gitano".
El mismo camión con mecánica Barreiros y cabina Renault; "Gitano con gabardina".

 

Resulta curioso pero con el Dodge Dart, un turismo estupendo pero de un nivel socioeconómico mucho mayor que de lo que la España de los 60 requería, en Barreiros se cometía el mismo error que la estatal Pegaso había cometido una década antes con los míticos turismos deportivos conocidos como los pegasines. En palabras del experto Pablo Arango del Corro: "Resulta curioso pero con el Dodge Dart suceció un auténtico fenómeno sociológico. Y es que a base de difundir el coche entre los altos cargos del estado en España la gente aspiraba a tener un Dodge de igual modo a como en el resto de Europa la gente aspiraba a tener un Mercedes. Eso sí, el nivel de ventas nunca llegó a convertir esa aventura en rentable."

El heredero, Renault terminó imponiendo su gama, como este Magnum para largo recorrido.

 

Más centrados en los camiones, a inicios de los 70 Barreiros lograba aventajar tecnológicamente a su eterno rival Pegaso, pues los camiones del caballo tenían su techo en los 260 CV y cabinas no abatibles, mientras que los Dodge Serie 300 ya disponían de cabina abatible para tener un mejor acceso al motor y un motor que alcanzaba los 275CV de potencia máxima a 2.200 rpm, con un par motor de 104mkg a 1.400 rpm, unido a una caja de cambios de 8 relaciones. Donde Pegaso seguía en ventaja era en las configuraciones de doble eje directriz delantero, muy populares gracias a los camiones de cuatro ejes que por aquel entonces reinaban en el transporte pesado español. 

El ocaso

El último Barreiros sería el Turbo 320 ya bajo marca Renault.
Un Barreiros Super Azor junto a un Renault D17.

 

La Serie C apenas presentó cambios apreciables en lo exterior aunque mecánicamente el rendimiento del motor seis cilindros llegó a ofrecer 320 Cv de potencia. Con la llegada del rombo de Renault a los camiones de origen Barreiros también se puso en marcha una versión ampliada de la cabina, con mayor altura, para alojar la mecánica de 355 CV, que hubiese marcado un auténtico hito de haber conseguido mayor fiabilidad me´canica. Fueron los tiempos "gitanos" con y sin gabardina. Y es que, a medio camino entre el cariño y el tono despectivo, se hablaba de gitanos para los camiones comercializados con la cabina de origen Barreiros y de Gitano con Gabardina para los primeros que llegaban al mercado con la espectacular cabina de la serie R de Renault de origen BErliet y muy espaciosa y confortable para los cánones de la época, que empezaban a llegar al mercado iniciados los años 80 del siglo XX. Era el fin de una época, pues poco a poco los componentes de origen Barreiros irían desapareciendo de una gama cada más Renault y más internacionalizada, con técnica y estándares de calidad totalmente europeos. 

28294554 páginas vistas
Artículos relacionados:
Pegaso Comet vs. Barajas, marcando una era histórica
El Museo DAF reabre sus puertas tras su renovación
Magirus, una marca con historia en pleno auge
Xavier Castells un erudito en la historia del transporte
El mini Volvo F12 de Luís Vigo
Se celebra la V Tronada de propietarios de Pegaso Troner
La adaptación de las cabinas de Volvo Trucks a lo largo de su historia
Grandes furgones capitoné de Toribio y Facundo
Mercedes-Benz celebra el 40 aniversario del Clase G
Los camiones de bomberos estadounidenses más espectaculares